(ir al contenido)

navarra.es

Castellano | Euskara | Fran�ais | English

LEXNAVARRA


Versin para imprimir

Version en euskera

LEY FORAL 24/2014, DE 2 DE DICIEMBRE, REGULADORA DE LOS COLECTIVOS DE USUARIOS DE CANNABIS EN NAVARRA Nota de Vigencia

BON N.� 243 - 15/12/2014



  CAPTULO I. Disposiciones generales


  CAPTULO II. Constitucin de los clubes de personas consumidoras de cannabis


  CAPTULO III. Organizacin y funcionamiento


Prembulo

La presente ley foral pretende insertar en la legislacin actual a los colectivos de usuarios de cannabis en Navarra o clubs de consumidores y consumidoras de cannabis, aportando seguridad jurdica tanto a las personas que componen dichos colectivos como a la sociedad en general, beneficindose, de esta manera, la proteccin de la salud pblica.

Una de las sustancias ms consumidas actualmente en Navarra es el cannabis sativa, tanto en su carcter ldico como por sus efectos paliativos para determinadas dolencias.

El cannabis sativa se encuentra incluido en la lista I de la Convencin nica sobre Estupefacientes de las Naciones Unidas, sometida a fiscalizacin internacional, y es considerada como una sustancia que no causa grave dao a la salud.

La posesin de esta sustancia adquiere relevancia penal y administrativa en la legislacin actual, siendo el bien jurdico protegido el de la salud colectiva.

As, en el artculo 368 del Cdigo Penal se considera que cometen un delito de trfico de drogas, como peligro de delito abstracto, "Los que ejecuten actos de cultivo, elaboracin o trfico, o de otro modo promuevan, favorezcan o faciliten el consumo ilegal de drogas txicas, estupefacientes o sustancias psicotrpicas, o las posean con aquellos fines".

En su mbito administrativo, la Ley Orgnica 1/1992, de 21 de febrero, sobre proteccin de la seguridad ciudadana, artculo 25Vnculo a legislacin, considera como infraccin grave "el consumo en lugares, vas, establecimientos o transportes pblicos, as como la tenencia ilcita, aunque no estuviera destinada al trfico, de drogas txicas, estupefacientes o sustancias psicotrpicas, siempre que no constituya infraccin penal, as como el abandono en los sitios mencionados de tiles o instrumentos utilizados para su consumo".

La jurisprudencia considera, atendiendo a las citadas normas, as como a la realidad social, que el consumo de dichas sustancias escapa del tipo penal del artculo 368 cuando se lleva a cabo de forma personal y sin riesgo para la salud colectiva. Igualmente, no constituir infraccin administrativa si dicho consumo o tenencia no se lleva a cabo en lugares pblicos.

El consumo de cannabis, por tanto, no constituye ilcito penal o administrativo cuando se somete a los lmites impuestos por la norma e interpretados por la jurisprudencia, admitindose dentro de dichos lmites tanto el consumo compartido como el abastecimiento para el consumo propio.

En este rgimen legal, las personas consumidoras de cannabis vienen buscando un espacio que les otorgue seguridad jurdica, tanto en lo que respecta al consumo como en lo referido a su autoabastecimiento. Fruto de las reflexiones que llevan a cabo las distintas asociaciones de dicho mbito y con la perspectiva abierta a nivel internacional respecto a la regulacin del consumo y cultivo de esta planta, han surgido los llamados clubes de consumidores y consumidoras de cannabis.

Estos clubes, constituidos como asociaciones sin nimo de lucro y, por tanto, al amparo del derecho de asociacin, proliferan tambin en nuestra Comunidad y necesitan de una regulacin que les otorgue seguridad jurdica como entidades y que, a su vez, permita su actividad con plena seguridad tanto para sus integrantes como para la sociedad en general.

Esta ley foral regular, por tanto, la constitucin de los clubes como colectivos privados de usuarios de cannabis sativa, respetando siempre los lmites impuestos por la ley y la jurisprudencia.

En cuanto asociaciones sin nimo de lucro, les ser de aplicacin lo dispuesto en la Ley Orgnica 1/2002, de 22 de marzo, reguladora del Derecho de AsociacinVnculo a legislacin, as como la normativa foral al respecto.

Tanto los fines y objetivos como la organizacin interna de los clubes debern respetar siempre los lmites establecidos por la jurisprudencia, garantizando que las personas que integren el club sean ciertas y determinadas, que todas ellas sean consumidoras con anterioridad a la entrada en el club, que el consumo de la sustancia se lleve a cabo en lugar cerrado y de manera conjunta, que las cantidades de sustancia sean pequeas y no excedan del consumo personal, y evitando en cualquier caso que las sustancias puedan llegar a terceros ajenos al club.

Las sedes en las que se desarrolle la actividad de los clubes debern respetar las ordenanzas municipales y habrn de obtener licencia de actividad, atendiendo a la normativa en vigor y, en su caso, a lo dispuesto en la Ley 28/2005, de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco Vnculo a legislacin -modificada por la Ley 42/2010, de 30 de diciembre-, especialmente a lo dispuesto para los clubes privados de fumadores.

Por ltimo, resulta de general inters que las Administraciones Pblicas, tanto autonmica como locales, promuevan espacios de intercambio de informacin y coordinacin con los clubes o asociaciones que los representen, al objeto de mantener un efectivo control sobre la calidad de las sustancias que se consuman, la actividad de los clubes y, en general, todos aquellos temas que redunden en beneficio de la salud pblica y reduzcan el acceso a mercados ilcitos por parte de los consumidores y consumidoras de cannabis.

CAPTULO I. Disposiciones generales

Artculo 1

La presente ley foral tiene como objeto establecer las normas generales para la constitucin, organizacin y funcionamiento de los clubes de personas consumidoras de cannabis.

Artculo 2

Esta ley foral tendr como mbito la Comunidad Foral y respetar la competencia de las entidades locales en lo que sea de aplicacin al establecimiento y actividad de los clubes de personas consumidoras de cannabis.

Artculo 3

La presente ley foral se ampara en lo dispuesto en la Ley Orgnica 1/2002, de 22 de marzo, reguladora del Derecho de AsociacinVnculo a legislacin, en cuanto a la consideracin de los clubes de personas consumidoras de cannabis como asociaciones sin nimo de lucro.

Artculo 4

Los clubes de personas consumidoras de cannabis regirn su actividad segn lo dispuesto en la Ley Orgnica 1/2002, de 22 de marzo, reguladora del Derecho de Asociacin Vnculo a legislacin y en esta ley foral.

Artculo 5. Relaciones con la Administracin.

Los clubes de personas consumidoras de cannabis mantendrn una relacin fluida con las Administraciones Pblicas, colaborando en el establecimiento de medidas de control sanitario y potenciando el consumo responsable de sus integrantes. Para ello se crearn aquellos rganos o entidades que se requieran con participacin de tcnicos, representantes de las Administraciones y miembros de los clubes o quienes los representen.

CAPTULO II. Constitucin de los clubes de personas consumidoras de cannabis

Artculo 6

Los clubes de personas consumidoras de cannabis tendrn la forma jurdica de una asociacin sin nimo de lucro y su constitucin se regir por lo dispuesto en la Ley Orgnica 1/2002, de 22 de marzo, reguladora del Derecho de AsociacinVnculo a legislacin. Debern inscribirse en el Registro de Asociaciones del Gobierno de Navarra, facilitando la documentacin exigida.

Artculo 7

Los socios fundadores debern ser consumidores habituales de cannabis con anterioridad al inicio de la actividad del club.

Artculo 8

Entre los fines de los clubes de personas consumidoras de cannabis debern constar, al menos, los siguientes;

- Ofrecer a las personas integrantes formacin en prevencin de riesgos en el consumo del cannabis, as como la reduccin de daos por su consumo.

- El control tanto del consumo por sus integrantes como de la sustancia.

- Informar y facilitar a los usuarios acerca del consumo propio.

- Trabajar por la disminucin del mercado ilcito de venta de cannabis.

Artculo 9

Los locales en los que se establezcan los clubes de personas consumidoras de cannabis debern cumplir con lo dispuesto en las ordenanzas municipales respecto a su localizacin, estructura y normas de salubridad e higiene, incluyendo las previsiones de la Ley 28/2005, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco, en su caso.

Los espacios destinados a la atencin al pblico o a los que puedan acceder otras personas que no sean socias debern estar totalmente separados fsicamente de los espacios destinados al consumo.

Las entidades locales podrn regular, en ejercicio de sus competencias, los requisitos que consideren oportunos para la apertura de locales destinados a la actividad de clubes de personas consumidoras de cannabis.

CAPTULO III. Organizacin y funcionamiento

Artculo 10

Los clubes de personas consumidoras de cannabis se organizarn internamente por lo dispuesto en la Ley Orgnica 1/2002Vnculo a legislacin, por sus estatutos y por su rgimen interno.

Artculo 11

En su actividad, los clubes de personas consumidoras de cannabis debern cumplir con los requisitos sanitarios y de seguridad que se establezcan para el consumo de el cannabis por sus integrantes.

Artculo 12

Los clubes de personas consumidoras de cannabis debern llevar a cabo actividades dirigidas a sus miembros tendentes a evitar el consumo abusivo y a facilitar un uso responsable del cannabis.

Artculo 13

Los clubes de personas consumidoras de cannabis estn obligados a limitar la entrada a los locales en que se desarrolle cualquier actividad de consumo nicamente a sus integrantes.

Artculo 14

En el club se deber elaborar un registro de sus integrantes, con los datos personales correspondientes, que permita en cualquier momento determinar quines son las personas que conforman la asociacin, siempre con todo respeto a la normativa de proteccin de datos.

Artculo 15

Podrn ser socios y socias de los clubes de personas consumidoras de cannabis las personas mayores de edad que acrediten su condicin de consumidores de cannabis con anterioridad a la presentacin de su solicitud de ingreso.

Artculo 16

Los clubes de personas consumidoras de cannabis podrn nombrar socios o socias honorficas a aquellas personas que reciban de la asociacin tal calificacin por su aportacin al estudio, investigacin o desarrollo del cannabis. Dicha consideracin deber ser aprobada por la asamblea general a propuesta de la junta directiva.

Artculo 17

Adems de los socios de pleno derecho y de los socios honorficos, podrn integrar los clubes de personas consumidoras de cannabis los denominados socios y socias activistas, que sern aquellas que, por su condicin, colaboren en labores de normalizacin de el cannabis en los mbitos de su competencia.

Artculo 18

Todas las personas integrantes del club debern cumplir con lo dispuesto en las leyes y en las normas internas de funcionamiento.

Artculo 19

Todas las personas integrantes del club, tanto socios o socias de pleno derecho, como honorficos o activistas, debern recibir formacin en prevencin de posibles riesgos y daos asociados al consumo de cannabis.

Artculo 20

Los clubes de personas consumidoras de cannabis procurarn que sus integrantes de pleno derecho accedan a consumir una sustancia lo ms orgnica posible y libre de adulteraciones, debiendo someterse la sustancia a los controles sanitarios que se establezcan.

Artculo 21

Las personas integrantes de los clubes tienen derecho a estar correctamente informados sobre el cannabis, sus propiedades, sus efectos y los posibles riesgos o daos que pudieran derivarse de su consumo, as como de los modos de administracin alternativos a los cigarrillos.

Artculo 22

Son deberes de las personas asociadas hacer un consumo responsable del cannabis, as como evitar la propaganda, publicidad o promocin del consumo del cannabis a personas ajenas al club.

Se establecer, mediante declaracin jurada firmada por cada asociado y asociada, el compromiso de no realizar un uso ilcito o irresponsable de las sustancias adquiridas en el club.

Los estatutos u otras regulaciones de rgimen interno contemplarn como causa de expulsin la inobservancia de cualquiera de estas obligaciones, procediendo la junta directiva a la correspondiente denuncia a las entidades pertinentes, sin que para ello genere perjuicio alguno a dicha asociacin.

Artculo 23

Las personas asociadas no podrn retirar ms cantidad de cannabis sativa, o alguno de sus derivados o extractos, por persona y da que la establecida por la asociacin, calculada segn las medidas de prevencin de riesgos y en funcin de los estndares internacionales.

Disposicin Adicional Primera

Las Administraciones Pblicas promovern la creacin de rganos de colaboracin entre aquellas y los clubes de personas consumidoras de cannabis, o entidades que los representen, para intercambiar informacin a efectos estadsticos, establecer medidas de control sanitario, participar en la elaboracin de planes de prevencin, ofrecer formacin acerca del consumo responsable y los riesgos que conlleva o cualquier otra cuestin relativa al consumo del cannabis en la Comunidad Foral de Navarra.

Disposicin Adicional Segunda

Los clubes de personas consumidoras de cannabis podrn crear entidades que los agrupen para la consecucin de los intereses que les son comunes, as como para su representacin ante las Administraciones Pblicas y la sociedad en general.

Gobierno de Navarra

Contacte con nosotros | Accesibilidad | Aviso legal | Mapa web